Pensiones para la mujer

El despertar de la bella durmiente

La mujer y su jubilación

Una encuesta del Instituto Alemán realizada por Deutschen Instituts für Altersvorsorge entre 1.052 mujeres de 30 a 59 años muestra que dos tercios de las mujeres creen que no tendrán suficiente dinero en la vejez. Al mismo tiempo, más del 75% no estan decididas a planear su jubilación. Prefieren confiar en la pareja o en el estado. Cenicienta-complejo llama la ciencia al “temor secreto de la mujer de ser independiente.” En algún lugar profundo dentro de ella, todavía parece estar anclado, el no sentirse realmente nacida para ganarse la vida por sí misma. Pero el príncipe azul sólo viene en los cuentos de hadas. Hoy en día uno de cada tres cambia su doncella. Precisamente esto es lo que no se prevee en el caso de perder el apoyo financiero del marido. Así es como la mujer tiene que planificar su propia jubilación.

Si el matrimonio es duradero, según las estadísticas, queda el riesgo de sobrevivir ocho años al marido perfecto. Con una “pensión por viudez”, que incluso después de 40 años de altas contribuciones no alcanza a € 600 (al nivel de precios actuales!) Sobre todo las familias con ingresos por encima de lo normal no se imaginan como será el futuro: más de dos tercios de las mujeres encuestadas sobrevaloran sus derechos de pensión, el 21% más de la mitad, otro 25% tienen al menos una cuarta parte. 66 por ciento de todas las mujeres no tienen ningun derecho al seguro de pensión estatal. Aquellas que pueden recibir beneficios, ya tienen un hueco de más de € 500 por mes. Sin embargo, sólo 32% de las amas de casa preveen de forma privada. Las mujeres son muy concientes de lo dependientes que resultan, pero no actuan para solucionarlo.

Para evitar huecos en la jubilación ofrecemos modelos de pensiones diseñados a medida para cada mujer en diferentes etapas de la vida. La flexibilidad hace que sea posible cerrar los huecos individuales y responder a las actuales situaciones. La mujer necesita soluciones que sean tan flexibles que puedan seguir paso a paso los cambios planificados o los inesperados. Especialmente mujeres jóvenes con intención de formar una familia deben aprovechar, después acabar sus estudios y antes de iniciar una familia, para construir su propio plan de jubilación. Incluso para las mujeres que quieren progamarlo por un período limitado, ofrecemos atractivas soluciones.